Los Dj’s

Antes de abarcar este tema es necesario realizar un pequeño apunte histórico. Tradicionalmente se ha definido y caracterizado a este colectivo como la persona que selecciona y mezcla temas musicales para ser escuchada por una audiencia.

El termino DJ (deejay en inglés) viene de “disc-jockey” que en español significa “pinchadiscos”. Aquí tenemos la clave y el origen de este oficio tan mediático: pinchar discos.

Existen cada vez más personas que jamás tuvieron entre sus manos un disco propiamente dicho así que en los tiempos de hoy esta expresión puede sonar algo absurda. Actualmente la música es concebida como algo inmaterial que se almacena en memorias virtuales o que se descarga de una base de datos on-line en internet  o “nube”.

Los Dj originalmente utilizaban discos fonográficos analógicos popularmente conocidos en España como “discos de vinilo” – pues eran fabricados con ése material-.  El concepto “pinchar” hace referencia al sistema de reproducción empleado para este tipo de discos: la aguja. El Dj se encargaba de dejar caer, de clavar o simplemente “pinchar” la aguja del reproductor de discos en el lugar adecuado de la canción para que ésta fuera reproducida a voluntad en el instante exacto deseado.

Hoy en día la mayoría de Dj’s utilizan dispositivos como los cdj (para reproducir Compact Disc) o directamente xdj (para reproducir archivos de audio digitales). Estos dispositivos permiten una precisión máxima en la selección del minuto y segundo concretos para ser reproducidos, repetidos en loops, etc.

Hemos heredado el término de pinchar discos aunque hoy en día la tecnología empleada sea digital y las canciones se reproduzcan mediante un formato digital (mp3, mp4, wav…) en un dispositivo muy diferente y complejo al antiguo toca-discos.

Algo que curiosamente también ha heredado la actual generación de Dj’s es la clásica rueda central de cada reproductor de pistas de audio. Ésta mediante su giro horario y anti-horario permite con fantástica precisión avanzar o retroceder la canción pocas milésimas de segundo. Se imita de este modo el movimiento original de los discos de vinilo que giraban constantemente a diversas revoluciones por minuto – habitualmente 33 o 45 rpm – y que su rápida alteración e incluso detención manual derivó en la técnica del scratch.

Serverhod.com quiere enfatizar el hecho de que no todos los Dj son productores musicales así como que no todos los productores musicales son Dj. En la mayoría de casos suele darse la coincidencia de que ambas profesiones transcurran simultáneamente pues es sencillo compaginar ambas tareas cuando la profesión se desempeña en la industria musical, pero no necesariamente tiene que ser así.